Inicio / Sector Productor / El Glisofato se prohibirá en diciembre de 2023
El Glisofato se prohibirá en diciembre de 2023
Télam San Carlos de Bariloche 04/02/10 La Subsecretaría de Medio Ambiente de Bariloche prohibió el uso del herbicida glifosato en toda la ciudad, como "medida precautoria" hasta que se elabore una ordenanza para regular su uso. Foto: Alejandra Bartoliche/Télam/rve

El Glisofato se prohibirá en diciembre de 2023

El glifosato es el principio activo de una extensa gama de herbicidas de amplio espectro que se utilizan a nivel mundial. Actualmente, existen más de 700 formulaciones comerciales para diferentes usos agrícolas que incluyen esta materia activa

 

En España se comercializan más de 120 marcas de herbicidas aprobadas que contienen glifosato (más del 90 %).

 

En 2013, ‘Amigos de la Tierra’ realizó un estudio y encontró glifosato en el 44 % de muestras de orina analizadas en voluntarios de 18 países distintos. Un estudio alemán llamado “Urinale 2015” mostró concentraciones de glifosato en la orina de más de 2.000 participantes.

En 2016, el Instituto Medioambiental de Munich realizó un estudio en el que encontró restos del pesticida hasta en 14 de las marcas de cerveza alemanas más populares. En Estados Unidos, otro estudio demostró la presencia de esta sustancia en los cereales de los niños.

También en 2016, miembros del Parlamento Europeo se ofrecieron a realizarse pruebas de orina, resultando que 48 muestras de eurodiputados de 13 países diferentes contenían glifosato.

En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó esta materia activa como “probablemente cancerogénica” tras la publicación por parte de la Agencia de Investigación sobre el Cáncer (IACR) de un amplio estudio que demuestra que esta sustancia favorece la aparición de Linfoma No-Hodgkin en humanos y causa daños en el DNA además de provocar cáncer en animales de laboratorio.

La comunidad científica no se pone de acuerdo, pues otros estudios revelan que no existen pruebas contundentes que justifiquen tal clasificación y que; bien utilizado y cumpliendo las normas de seguridad, no existen riesgos significativos para la salud de las personas.

Sin embargo, los hallazgos de residuos en productos alimenticios y muestras de orina, las dudas razonables sobre sus efectos sobre la salud y el medio ambiente y la sospecha de que el uso del glifosato esté detrás de la merma de la población de abejas, han puesto en alerta a los gobiernos de un gran número de países que abogan por la prohibición del uso de este principio activo de forma definitiva.

Este herbicida es muy utilizado en la agricultura a nivel mundial para el control de malas hierbas y su prohibición causará sin duda un impacto en el sector, pudiendo repercutir de forma importante en la rentabilidad de los cultivos si no se adoptan medidas o aplican productos alternativos; menos conocidos en la actualidad.