Inicio / Sector Productor / Las flores acaban en la basura: el sector florista afrontará pérdidas de 450 millones
Las flores acaban en la basura: el sector florista afrontará pérdidas de 450 millones

Las flores acaban en la basura: el sector florista afrontará pérdidas de 450 millones

La flor cortada y ornamental se enfrenta a la perdida de fiestas tradicionales claves para su facturación como las Fallas o la Semana Santa

El ‘crack’ de la flor cortada y ornamental. El coronavirus ha desencadenado una crisis sin precedentes en el sector florista, que se enfrenta a pérdidas de más de 440 millones de euros con toneladas de producto en la basura al sufrir una caída total del consumo.

Junto al hundimiento del consumo en los hogares y el cierre de los puntos de venta, el sector se enfrenta a la perdida de fiestas tradicionales claves para su facturación como las Fallas o la Semana Santa. Eventos a los que hay que sumar celebraciones puntuales en las que la venta de flores se dispara, como el Día del Padre, el Día de la Madre o el Día del Libro.

El coronavirus ha golpeado al sector de la flor en una de sus campañas clave, que supone más de un 33% de la facturación anual a nivel nacional. Por su parte, prevén que no será la única campaña que la pandemia eche por tierra. Mayo se caracteriza por ser el mes de las comuniones y las bodas, con las que se hace 10% de la caja anual.

Los cultivos no bajan la persiana 

«El principal problema por el que atraviesa el sector es que no se puede echar el cierre a los cultivos, ya que es necesario seguir cuidando de la tierra si no queremos desaparece», asegura Juan Daniel Marichal Herrera, presidente del comité Floriplanta.

Una gestión que supone una serie de costes con cero ingresos. «Toda la producción de los campos se ha perdido y seguimos gastando nuestro dinero para tirar el producto a la basura», denuncia Marichal, que califica la situación de «insostenible».

«El coronavirus ha provocado una situación de quiebra total en el sector de la flor cortada, sin existir perspectivas de recuperación de la demanda en los próximos meses», reclama. Asegura que sin ayudas «están condenando a las empresas al cierre patronal».

Piden apoyo al Gobierno

Por su parte, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), que preside José María Zalbidea, afirma que «la situación es tan grave que la mayoría de los productores de flor cortada y planta ornamental dan por perdida esta campaña».

Fepex ha planteado al Ministerio de Agricultura la aprobación de medidas extraordinarias urgentes, entre las que figuran un régimen extraordinario de retiradas del mercado y una línea de liquidez ICO para los viveros. «Las empresas necesitan liquidez, ya que muchas tienen todo su dinero invertido en las flores que están tirando», denuncia.

«Necesitamos medidas que estén a la altura para asegurar la supervivencia de la flor en el panorama nacional», y piden que «la administración sufrague el porcentaje de las mercancías perdidas, teniendo en cuenta la facturación del año anterior en cada empresa».

40.000 empleos en juego 

Los productos del sector de flor cortada y planta viva representan un 3,2% de la Producción Vegetal Final (PVF), con una superficie cultivada que asciende a aproximadamente 4.500 hectáreas. Un sector que con un valor de la producción nacional en origen superior a los 1.000 millones de euros.

La rentabilidad social de la producción es muy elevada, dado el alto contenido en mano de obra que se incorpora y supone alrededor de 40.000 empleos concentrados en zonas donde la dependencia de este sector es muy alta. Andalucía, la Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias, Galicia, Aragón y Murcia son las principales comunidades productoras.

FUENTE: OK DIARIO