Inicio / Sector Jardinería / Cómo cuidar las plantas y las flores
Cómo cuidar las plantas y las flores

Cómo cuidar las plantas y las flores

Plantas, ese magnífico mundo que llena de vitalidad cualquier ambiente y lo carga de buena energía. Tenerlas dentro de casa es muchas veces un desafío porque hay que dar con la especie indicada para la cantidad de luz, ventilación y el gusto de cada uno.

Para poder disfrutar de las plantas les pasamos algunos tips.

Cuando se vaya a comprar una planta hay que tener en cuenta en claro dónde se va a ponerla, si al aire libre o en el interior. Esto es fundamental para poder elegir bien el tipo de plantas y sobre todo que dure mucho más tiempo en perfectas condiciones.

Hay que fijarse bien si el drenaje de la maceta en la que se coloque la planta es correcto antes de comprar nuevos maceteros. También es importante cambiar la planta a una nueva maceta cuando lo necesita. Para ello, se debe estar pendiente de las raíces y por supuesto preguntar con anterioridad al vivero.

Las plantas llenan de color y vida la casa tanto dentro como fuera, pero es cierto que para que luzcan bien hay que cuidarlas correctamente. El hecho de que sean plantas no indica que o siempre tengan que estar expuestas al sol, o siempre a la sombra. Para eso, se debe consultar antes de comprarlas.

Tanto la calefacción como el aire acondicionado son un problema para las plantas ya que pueden perjudicarlas considerablemente. Por ejemplo, en el caso de la calefacción, se debe adecuar la casa para que exista un ambiente más húmero y beneficioso para las plantas. Una buena forma de conseguirlo es con un vaporizador o humificador. Algo similar pasa con el aire acondicionado. Si el aire es seco, puede acelerar la deshidratación de las hojas.

Por otro lado, las plantas necesitan un cuidado constante. Es cierto que algunas necesitan un cuidado más especial que otras, por lo que si no se suele estar mucho tiempo en casa hay que tenerlo presente a la hora de adquirir plantas. En el caso de que sea así, se recomienda usar sistemas de autorriego o plantas que necesitan muy poco agua.

En referencia al riego, también es necesario saber cuánta agua necesita cada planta, para no pasarse o dejarla seca.

Uno de los errores más comunes es considerar las plantas como un elemento decorativo. Se las cambia de sitio con bastante frecuencia y esto es un error. Y es que aunque cueste creerlo, las plantas se acostumbran a los lugares en los que se las pone. Por eso, es mejor que se las deje siempre en el mismo sitio se están creciendo adecuadamente.

FLORES

Los ramos de flores también pueden ser decorativos y armónicos para el hogar, y es necesario tener algunas cuestiones en cuenta si se quiere que huelan bien y duren varios días.

Primero se deben pelar bien los tallos de las flores eliminando las hojas o, como mínimo, aquellas que estarían en contacto con el agua, para evitar que la contaminen. Además también ayudará a que el ramo se hidrate mejor, ya que por los orificios que han dejado las hojas la flor absorbe mucha agua.

Para que los ramos duren mucho más tiempo se deberá cambiar el agua cada 2 o 3 días y diariamente en verano, para que esté limpia y fresca. Cuando se haga, se debe introducir en ella los nutrientes esenciales que se pueden encontrar en cualquier tienda especializada. Se trata de los sobres «flower food» son ricos en glucosa así que, si no se los tienes, una buena alternativa es poner azúcar. Esto hace que duren más las flores.

Para que el agua llegue hasta las flores y se nutran por completo se debe procurar que los tallos no obstruyan el paso del agua. Para ello, añadir al agua algo ácido como una aspirina o una cucharada de jugo de limón.

Otro dato clave es cortar los tallos de las flores un centímetro cada dos o tres días. Se debe realizar el corte en diagonal para que los tallos tengan más superficie de contacto con el agua y la puedan absorber mejor.

Seguramente no conocían este dato: si se quiere que el ramo se conserve fresco durante más tiempo es mejor colocarlo lejos de la fruta porque emiten etileno, un gas que acelera el proceso de descomposición. La fruta que más etileno contiene es la manzana.

Para que el ramo dure más tiempo es aconsejable seleccionar las flores más cerradas para que se pueda ver cómo crecen y se abren en casa.

FUENTE: EL DIA