Inicio / Sector Productor / La historia de llevar flores a los cementerios.
La historia de llevar flores a los cementerios.

La historia de llevar flores a los cementerios.

Antiguamente se utilizaban los crisantemos para llevar a los difuntos en los cementerios, pero hoy en día se le llevan todo tipo de flores que pueden encontrarse en una floristería, desde diferentes variedades de claveles y crisantemos o margaritas hasta rosas, lilium, anthurium, y un sinfín de diferentes flores y colores que hoy en día existen en el mercado, y que afortunadamente todavía se producen en Canarias.

Alguien se ha preguntado alguna vez la razón por la cual se le llevan flores a los difuntos al cementerio, o el día en el que fallecen. Hay varias teorías al respecto, la más extendida es por la razón de ornamentar la despedida o el recuerdo de nuestros seres queridos ya fallecidos, pero también se dice que se velaban a los muertos durante varios días y como la descomposición, sobre todo en épocas de calor, afectaba al cadáver haciendo que este desprendiera un olor bastante desagradable se le colocaban flores para disimular el olor.

De cualquier forma esto sólo son teorías, pues el hombre siempre ha estado muy unido con las flores desde muy antiguo, pues lo dicen los salmos, aunque esto viene de mucho antes, pues parece ser que la primera sepultura a la que se le llevaron flores  puede datar de hace más de 10.000 años, mucho más de lo que se pensaba, pues se han descubierto en Israel restos de plantas con colores en unos enterramientos de la Edad de Piedra pertenecientes a una cultura llamada Natufiense, cultura que se desarrolló a orillas del Mediterráneo desde hace 10.000 a 13.000 años de antigüedad, y que fueron los humanos que podrían haber sido de los primeros agricultores.

Se encontraron cuatro tumbas en una zona montañosa de Israel, dentro de una cueva, que tenían entre 11.700 a 13.700 años de antigüedad en las que había restos de flores y de plantas aromáticas como la salvia y la menta sobre ellas.

Con este descubrimiento se constata que la costumbre de poner flores sobre las sepulturas de los muertos data de mucho antes de lo que se pensaba, aunque de momento las pruebas no indican que esto no se hiciera antes de esta época, puesto que la naturaleza de las flores básicamente es para que debido a la belleza y los colores llamativos de estas sean para llamar la atención sobre todo de los insectos, y también de otros animales, con la intención de que gracias a la ayuda de estos se realice la polinización, es decir, con el fin de que los animales ayuden a la reproducción sexual de las plantas. De la misma forma que las flores atraen a los insectos seguramente que han llamado la atención del ser humano desde tiempos ancestrales, y creo que no se sabe a ciencia cierta desde cuándo el hombre usa las flores con fines decorativos o funerarios.

En esta civilización se tomaban su tiempo a la hora de preparar a los muertos para el funeral, pues le ponían una cama de flores sobre la que depositaban el cuerpo del difunto con toda la espiritualidad que requería el momento.

FUENTE: LA TIENDA DE LAS FLORES.ES

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar