Inicio / Sector Jardinería / Cinco plantas de poco riego
Cinco plantas de poco riego

Cinco plantas de poco riego

Las plantas, además de su función decorativa, ayudan a controlar la humedad y a filtrar sustancias contaminantes en el aire.

Las plantas de interior son capaces de transformar casi cualquier ambiente en un espacio colorido y alegre.

Pero además de su función decorativa, cumplen otros roles importantes dentro de un espacio cerrado: ayudan a regular la humedad y, tal como lo demostró un estudio de la NASA de los años 80, contribuyen a filtrar sustancias contaminantes presentes en el aire.

Claro, siempre y cuando esas plantas estén vivas, y ya sabemos que mantenerlas en buen estado no es algo que a todo el mundo se le dé bien.

Si tú eres una de esas personas negadas para la jardinería, y que pocas veces se acuerdan de regar las plantas, no desesperes: aquí te recomendamos cinco variedades que necesitan muy poca agua para sobrevivir.

1. Sansevieria (Sansevieria trifasciata)

Esta planta originaria de África —que también se conoce con el nombre vulgar de “lengua de suegra” o “lengua de San Jorge”— requiere cuidados mínimos.

“Te puedes ir de la casa durante tres meses o más y la planta se mantiene perfectamente”. Es más, “a veces está mejor sin nadie en casa ya que la mayoría de las personas pecan de echarle agua cuando no deben. Y esta es, justamente, una planta que necesita muy poca agua”.

Además, tiene una gran capacidad de eliminar toxinas del aire.

Una ventaja adicional es que sus hojas crecen hacia arriba (y no hacia afuera), con lo cual es perfecto para espacios pequeños.

2. Espatifilo (Spathiphyllum sp.)

Esta es otra planta que no necesita ni mucha agua ni mucha luz para mantenerse viva.

Crece en temperaturas superiores a los 18ºC y se recomienda mantenerla lejos de las corrientes de aire.

Lo bueno de esta planta es que nos dice cuándo tiene sed, se nota porque baja un poco las hojas. Le echas un poquito y ya se pone de pie”.

3. Pata de elefante o palma barrigona (Beaucarnea recurvata)

Esta planta arborescente es típica de México y está acostumbrada a vivir en condiciones de semiaridez, con lo cual si te olvidas de echarle agua, no se resentirá por ello.

Es más, los jardineros recomiendan dejar que la tierra se seque significativamente entre riego y riego.

Su tronco masivo y abultado le permite almacenar el agua que necesita para sobrevivir.

Este es un rasgo que evolucionó para tolerar largos períodos de sequía en el este mexicano.

4. Euphorbia mili

A esta planta se la conoce también como “corona o espina de cristo”. Su período de floración abarca todo el año.

Su gran ventaja es que puede pasar meses sin agua.

No obstante, la recomendación es regarla más en verano y menos en invierno.

5. Cactus

Y, por supuesto, el cactus. Esta familia de plantas originaria de América es capaz de sobrevivir al más olvidadizo, pero el hecho de que necesiten poca agua para vivir no quiere decir que no haya que regarla.

Pero siempre hay que dejar que la tierra se seque antes de echarle agua, ya que el exceso puede hacer que aparezcan hongos y la planta muera.

La gran mayoría de las cactáceas necesita sol y, durante el verano, aire fresco.

Además, tienes para elegir, ya que la variedad de cactus es inmensa.

FUENTE: BBC

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar